spanish_rectangle.png

Al ser médica, y al haber enfrentado un diagnóstico que le cambió la vida, santa Gianna es una poderosa patrona de los enfermos. Por su propia enfermedad, santa Gianna se aferró a su fe en medio de sus temores. Pedimos su intercesión para que los enfermos sientan la sanación conforme a la voluntad de Dios, y que Su paz los sostenga.

Oremos:

 

Oh Madre Santa, recibiste la buena nueva de la encarnación de Cristo, tu Hijo, con fe y confianza. Concede tu protección a todas las embarazadas que enfrentan dificultades. 


Guíanos en nuestro esfuerzo por hacer de nuestras comunidades parroquiales lugares de acogida y asistencia para las madres necesitadas. Ayúdanos a convertirnos en instrumentos del amor y la compasión del Dios bondadoso. 


María, Madre de la Iglesia, ayúdanos a crear la cultura de la vida y la civilización de amor, junto con todas las personas de buena voluntad, para alabanza y gloria de Dios Creador, y amante de la vida. Amén.

(Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre)

La Novena a Santa Gianna