Novena_Graphics_FB_Spanish_Day2.jpg

Sta. Gianna se convirtió en médica en una era en que esto era un camino inusual para las mujeres. Escogió una carrera en medicina por su profundo deseo de servir a los más vulnerables: los pobres, los ancianos, las madres y los jóvenes. Cada día, los trabajadores de la salud, como santa Gianna realizan actos de heroísmo, arriesgando su propia salud y bienestar para cuidar a los enfermos. Hoy, rezamos por todos los trabajadores de la salud, para que Dios los guíe y proteja mientras atienden diestramente a los enfermos.

Oremos:

 

Oh Madre Santa, recibiste la buena nueva de la encarnación de Cristo, tu Hijo, con fe y confianza. Concede tu protección a todas las embarazadas que enfrentan dificultades. 


Guíanos en nuestro esfuerzo por hacer de nuestras comunidades parroquiales lugares de acogida y asistencia para las madres necesitadas. Ayúdanos a convertirnos en instrumentos del amor y la compasión del Dios bondadoso. 


María, Madre de la Iglesia, ayúdanos a crear la cultura de la vida y la civilización de amor, junto con todas las personas de buena voluntad, para alabanza y gloria de Dios Creador, y amante de la vida. Amén.

(Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre)

La Novena a Santa Gianna