prolife@usccb.org
 

202-541-3070

spanish pl secretariat logo.png

©2020 by United States Conference of Catholic Bishops.

Misa para iniciar la Vigilia Nacional de Oración por la Vida

Fragmento de la homilía

Reverendísimo Joseph F. Naumann,

Arzobispo de Kansas City en Kansas
Presidente del Comité para las Actividades Pro-Vida de la USCCB

 

La Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción

Washington, D.C., 23 de enero de 2020

...

VIII

Caminar con las madres necesitadas: un año sirviendo

Además, en noviembre, los obispos recibieron con entusiasmo una iniciativa titulada Caminar con las madres necesitadas: un año sirviendo como la manera más adecuada de conmemorar el 25° aniversario de la promulgación del Evangelio de la Vida. Se anima a todas las diócesis y todas las parroquias de Estados Unidos a evaluar la asistencia pastoral y práctica que actualmente tienen a disposición las madres embarazadas y las familias.

También les solicitamos a las diócesis y las parroquias que analicen la eficacia de nuestra comunicación de recursos disponibles a las madres que atraviesan un embarazo complicado. Las dificultades pueden ser inmensas para las mujeres con embarazos inoportunos, especialmente las mujeres que están en la pobreza. De acuerdo con las estadísticas de prestadores de servicios de aborto, las mujeres que optaron por el aborto eran pobres, jóvenes y solteras: 75 % tenían bajos ingresos, 60 % tenían entre 20 y 30 años y 86 % eran solteras. ¿Imaginan las adversidades que enfrentaron estas mujeres?

En nuestras parroquias y vecindarios hay madres embarazadas y que crían niños que también son necesitadas. Si bien muchos recursos para los embarazos se coordinan adecuadamente en los ámbitos regional y diocesano, es más fácil acercarse a las madres que padecen necesidades en cada localidad. Tenemos más de 17,000 parroquias católicas en Estados Unidos. Cada parroquia está en mejor posición para identificar los recursos de asistencia para embarazadas que están disponibles actualmente y para identificar las posibles carencias.

Como nos recuerda el Papa Francisco, nuestras parroquias son llamadas a ser “islas de misericordia en medio de un mar de indiferencia”. El 25° aniversario del Evangelio de la Vida nos ofrece una maravillosa oportunidad para evaluar, ampliar y comunicar los recursos para las madres embarazadas y las familias que padecen necesidades. Camina con madres necesitadas: un año sirviendo oficialmente comienza el 25 de marzo de 2020. Animo a cada uno de ustedes a ayudar a su parroquia a implementar esta iniciativa. También los animo a preguntar en su centro local de recursos para embarazadas de qué manera pueden ayudar. Por medio del amor podemos rescatar las vidas que actualmente no podemos proteger por ley.

Además de identificar carencias o áreas con recursos insuficientes, nuestra meta es tomar medidas concretas para ampliar la ayuda disponible para las madres, no solo durante el embarazo sino por meses e incluso años después del nacimiento del niño. Deseamos hacer todo lo posible para ayudar tanto a la madre como al niño, no solo a sobrevivir sino a prosperar.

En el Evangelio de esta noche, María nos ofrece el ejemplo perfecto cuando se traslada a una gran distancia en un terreno complicado para acompañar a Isabel durante los últimos meses de su embarazo. Todos podemos hacer algo para ayudar a las mujeres en nuestras comunidades que han dicho Sí y han dado la bienvenida al niño que llevan en el vientre.

IX
El Papa nos respalda

Por último, me reuní con el Papa Francisco la semana pasada, junto con otros 14 obispos de Kansas, Iowa, Missouri y Nebraska. Al principio de nuestra reunión, el Papa nos invitó a hacerle cualquier pregunta, plantear cualquier inquietud e incluso criticarlo. Nos pidió que fuéramos francos con él; de lo contrario, nuestra reunión sería una oportunidad desperdiciada. El Papa Francisco pasó casi tres horas con nosotros y nos permitió hablar sobre cualquier cosa que hubiera en nuestro corazón.

El Santo Padre se mostró entusiasmado cuando le hablé sobre la iniciativa Caminar con las madres necesitadas. El Papa Francisco estaba encantado con este esfuerzo para acompañar a las madres con embarazos complicados... El Santo Padre me pidió que les agradeciera especialmente a quienes trabajan en nuestros centros de recursos para embarazadas por acompañar a estas mujeres que atraviesan embarazos complicados, por ser parte de estas islas de misericordia.

...